Refuerza el vigor y el volumen del cabello gracias al poder del aceite de ricino

El aceite de castor o ricino es un popular remedio natural para mantener la salud del cabello, cejas y pestañas así como para limpiar y renovar la piel gracias a su eficaz poder desmaquillante


El aceite de ricino es un aceite vegetal proveniente de las semillas de la planta homónima. Comúnmente denominado también como aceite de castor por su traducción literal del inglés “castor oil”, el aceite de ricino es uno de los más potentes hidratantes y reparadores para la piel de origen natural.

Originario del este de África, el cultivo de ricino se ha extendido por todo el mundo tras descubrirse y comprobarse sus aplicaciones y beneficios cosméticos. Aunque el clima tropical reúne las condiciones naturales óptimas para su crecimiento, hoy en día se han adaptado instalaciones para su cultivo sostenible a lo largo de Europa, Asia y América.

El aceite de ricino se extrae de las semillas de esta planta. Dado que son tóxicas para el ser humano en su estado natural, las semillas de ricino atraviesan una fase de cocción que provoca la coagulación de las proteínas en la semilla, facilitando su posterior extracción y tratamiento para la eliminación de impurezas.

Las semillas de ricino son sometidas a un delicado proceso de desintoxicación que convierte su aceite en consumible para el ser humano a la par que optimiza la conservación de sus nutrientes naturales.

Una vez eliminada su toxicidad por completo, las semillas son sometidas a un proceso de prensión en frío que permite extraer su aceite manteniendo los altos niveles de ácidos grasos esenciales y vitamina E que contiene el ricino en su estado natural.

El Omega 9, conocido también como ácido ricinoleico en honor de esta planta, es su principal ácido graso esencial y un triglicérido que ha demostrado científicamente tener múltiples beneficios para la salud. El aceite de castor incluye Omega 9 en una proporción mucho mayor a cualquier otra fuente de origen natural como la semilla de algodón o el aceite de soja.

Además de sus aplicaciones terapéuticas, el aceite de ricino puede emplearse de forma cotidiana como solución desmaquillante natural. Elimina fácilmente todo resto de maquillaje e impurezas mientras hidrata y nutre la piel para revitalizarla y reparar cualquier daño que los productos de belleza le hayan podido causar.

La composición de este aceite también le otorga de capacidades antifúngicas para tratar aversiones tales como las picaduras de insectos, principalmente de mosquitos y pulgas.

El aceite de castor, gracias a su elevada dosis en Omega 9, es un excelente hidratante y emoliente que penetra profundamente en la fibra y folículos capilares, estimulando el torrente sanguíneo y consecuentemente el crecimiento del cabello. Es por ello que este aceite es ampliamente utilizado para el cuidado tanto de la barba como el cabello. Asimismo, es una herramienta natural que ayuda a ganar volumen en las cejas y a mantener unas pestañas fuertes y largas.

Este aceite, al ser rico en vitamina E, es también un excelente regenerador celular, lo que le convierte en una solución idónea para mantener las uñas sanas y fuertes así como prevenir tener los labios agrietados y para tratar callosidades y durezas que suelen aparecer en los pies y extremidades.

El poder regenerador del aceite de castor es especialmente útil a la hora de prevenir y combatir la aparición de arrugas y estrías. La vitamina E dota a la piel de una mayor elasticidad natural, lo que la mantiene más tersa, ayudando a paliar los signos del envejecimiento.

En Oïléna, seleccionamos cuidadosamente nuestros proveedores de ricino tras examinar su materia prima y así garantizar a nuestros clientes un aceite de castor de la mayor calidad y procedente de plantaciones responsables con el medio ambiente.

El aceite de ricino tiene además propiedades antiinflamatorias naturales y es una solución práctica para hacer desaparecer manchas en la piel producidas por el exceso de exposición al sol, puede actuar como antiséptico natural para heridas leves ayudando asimismo a combatir el acné y prevenir su aparición.

Si quieres probar en primera persona el alto poder reparador del aceite de ricino, en Oïléna lo ponemos a tu disposición para que lo disfrutes sin aditivos, 100% natural y procedente de cultivos sostenibles de primera calidad.


4 comentarios

    • Hello, thank you for your question.

      Our castor oil is 100% pure, it contains no chemicals. All our natural oils are certified.

      INCI: 100% castor oil

      From organic farming and is hexane free.

      Oiléna Team.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *