Aloe vera, una planta milenaria con innumerables aplicaciones

La lista de beneficios del aloe vera no ha hecho más que crecer desde que fuera importado en Europa por los griegos hace miles de años


El aloe vera es actualmente una de las plantas más apreciadas por farmacéuticas y laboratorios de cosmética. No obstante, su popularidad viene estando arraigada en el mundo occidental desde antes que la ciencia probara los incontables beneficios que ofrece al cuerpo humano.

Múltiples estudios modernos han refutado que el gel contenido en las hojas del aloe vera confiere importantes propiedades nutritivas y reparadoras a nuestro organismo, ayudando a fortalecer tanto la piel como el sistema inmunológico.

El aceite de aloe vera tiene un nivel de pH muy similar al de la piel, lo que le permite penetrar rápidamente hasta la dermis y lograr resultados visibles en menos tiempo que la mayoría de soluciones cosméticas.

Con supuestos orígenes en Oriente Medio, el aloe vera fue introducido por primera vez en Europa en tiempos de la Antigua Grecia, considerándose desde entonces como un potente elixir sanador. Se ha documentado también que, siglos más tarde, la memorable reina de Egipto Cleopatra hizo uso del gel de aloe vera como parte de su ritual de cuidado personal, tal y como era costumbre en su civilización desde la antigüedad.

Desde entonces, las propiedades del aloe vera no han pasado desapercibidas y tanto su utilización como su cultivo se han extendido a lo largo y ancho de los cinco continentes.

Aunque se suele realizar un uso tópico del aloe vera, el gel de esta planta ofrece numerosos beneficios al ser tratado como complemento alimenticio. Una vez ingerido, el extracto de aloe vera regula la cantidad de células inmunitarias del torrente sanguíneo, favoreciendo la cicatrización de la piel mientras fortalece el nivel de defensas de nuestro organismo.

El aloe vera fomenta la producción de ácidos grasos que ayudan a mantener la salud del sistema digestivo. Asimismo, sus propiedades laxantes lo convierten en la herramienta idónea para combatir el estreñimiento.

En Oïléna, desarrollamos un complemento alimenticio de aloe vera testado por profesionales a partir de cultivos de esta planta procedentes de las Islas Canarias. Cada hoja de la extraemos este gel terapéutico es seleccionada a mano para garantizar que nuestro producto sea de la mayor calidad.

Tampoco añadimos agua ni aditivos artificiales que puedan mermar las cualidades nutritivas de nuestros artículos de aloe vera, los cuales están basados exclusivamente en un concentrado de la pulpa contenida en sus hojas.

El aloe vera de los productos Oïléna proviene de plantaciones situadas en las Islas Canarias, España. Extraemos artesanalmente la pulpa de las hojas de aloe y no le añadimos aditivos ni conservantes para maximizar el poder reparador de nuestros artículos.

En lo relativo a su uso tópico, el gel de aloe vera es una de las mejores alternativas para el cuidado y mantenimiento de una piel sana. Su efectividad como solución astringente, le permite penetrar rápidamente en la piel y regular su pH, favoreciendo la reparación celular, y por tanto, la sanación de heridas superficiales, asperezas y quemaduras leves.

Es por esto que también se usa a la hora de combatir el acné así como para prevenir y disimular las estrías en cualquier área del cuerpo. Tan versátiles son sus aplicaciones que el aloe vera se utiliza incluso para la limpieza y el cuidado regular del cabello.

El gel de aloe vera es uno de los más potentes hidratantes capilares conocidos hasta la fecha. Su aplicación directa alivia rápidamente los daños sobre el cuero cabelludo además de reforzar y estimular el crecimiento del pelo. Por ello, su uso está indicado especialmente para personas con cabello seco y/o quebradizo.

Uno de los productos estrella del catálogo de Oïléna es nuestro champú con aloe vera, desarrollado y testeado profesionalmente en laboratorios, es una herramienta ideal para preservar un cabello fuerte, voluminoso y libre de caspa.

Para maximizar los beneficios y obtener resultados prácticamente inmediatos, recomiendo aplicar diariamente el champú con aloe vera de Oïléna y masajear el cabello durante varios minutos antes de repetir por una segunda vez el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *